La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Eneagrama para docentes

Saludos a todos los compañeros y alumnos en este comienzo del nuevo curso. De todos los centros, urbi et orbi por descontado.

Sin mayor dilación: un enlace a un artículo del periódico El Mundo, donde se analizan seis fallos del sistema educativo español. Extrañamente, se han acordado de incluir que los profesores estamos poco motivados y sin incentivos por parte de la administración.

Y otro del New York Times sobre la ecuación entre educación e ingresos en las familias. Obvio. Para no perder de vista el futuro económico que nos espera recortando gastos en educación. El artículo nos informa de que Japón, Singapur y Canadá han aprendido a educar a los niños en desventaja social. Aquí se ha tocado a rebato en educación el sálvese quien pueda, o digan mejor, sálvese quien tenga. La familia que tenga dinero, claro.

A continuación, contaros que durante este curso:

  • Seguiremos trabajando en formación e innovación educativa con nuestra red de blogs escritos por los propios alumnos. Algunos de éstos siguen escribiendo artículos en sus blogs educativos aun cuando ya han abandonado el centro después de titular, incluso del caso Pujol que les ha pillado en pleno agosto.
  • Así mismo vincularemos la innovación educativa a los desarrollos en nuestro centro del proyecto andaluz Escuela: Espacio de Paz en colaboración con su coordinadora doña Lola Eliche y con la coordinadora de Coeducación doña Inma Lozano, y de la plataforma de cine y educación Cero en Conducta que ha impulsado nuestra compañera de ATAL doña Ángeles Romero.
  • A finales del curso pasado, ya lo comentamos, con relación a un artículo que escribimos sobre Claudio Naranjo, nos interesaba el eneagrama como fuente de conocimiento para mejorar la práctica educativa. Durante este curso trabajaremos de forma introductoria el eneagrama, como instrumento de conocimiento y desarrollo personal, con la elaboración de tests.

eneatipo1Vamos a centrarnos hoy un poco en el punto 3.

Eneagrama es una palabra que viene del griego enneas, “nueve”, y gramma, “signo”. Describe nueve actitudes elementales de entender el mundo: el perfeccionista, el servicial, el eficaz, el creativo, el observador, el incondicional, el optimista, el retador, el pacífico. Existen otras nominaciones para cada actitud. Personalmente prefiero nominarlos con un número, del 1 al 9, en aras de evitar la carga significante de cada adjetivo y para sortear que distintos autores emplean dististan nominaciones.

¿Cuándo surgió el eneagrama? Se vincula su origen a una tradición milenaria recogida más tarde por las místicas musulmana (sufismo) y judía (la Kabbalah). A mí me recuerda a la teoría griega de los cuatro temperamentos, proveniente a su vez de Egipto. Del mismo modo que los cuatro temperamentos hipocráticos se dividían en sanguíneo, colérico, flemático y melancólico, los eneatipos se dividen en una tríada instintiva, otra emocional y finalmente una mental. En Occidente, el eneagrama fue introducido a principios del siglo XX por el escritor místico y compositor armenio George Gurdjieff (video: aquí). En el siglo XXI, en educación y en psiquiatría ha conseguido una enorme divulgación de la mano del chileno Claudio Naranjo.

¿Para qué sirve el eneagrama? Propósito fundamental: conocernos mejor a nosotros mismos. No sirve para encasillarnos de modo determinista en uno de los nueve tipos de personalidad que describe, mucho menos para encasillar a los demás de un modo fiscalizador. Sirve para que, tras observarnos a nosotros mismos, reflexionemos sobre nuestro eneatipo y ver en qué direcciones crece o decrece. O sea, para encaminarnos hacia la superación.

Evidentemente el interés inicial, por lógica de la parte egoísta de la condición humana, será alrededor del eneatipo de cada uno. Si soy un 1, un 2, un 3… Hay que pasar ese sarampión. Luego, una vez más metidos en el tema, nos interesará más el eneatipo ajeno, qué eneatipos predominan en mis amigos, en mi pareja, en mis vecinos, en los personajes de la serie de televisión que veo (no se pierdan True Detective o The Wire; por cierto: ésta última centrada en la educación en su 4ª temporada), en mi centro de trabajo… en mis alumnos. Que es adónde queríamos llegar.

Podremos establecer cuál es el eneatipo que predomina en nuestros grupos de alumnos. Veremos que los empollones son 5, que los más artistas son 4, que los retadores son 8, que los vivalavida optimistas son 7, que muchos vagos son 9, que los colaborativos son 2, los perfeccionistas 1, los engatusadores 3.

Direcciones de crecimiento (integración) y decrecimiento (desintegración) de los eneatipos

Direcciones de crecimiento (integración) y decrecimiento (desintegración) de los eneatipos

Una vez establecido –mediante tests homologados por la bibliografía ad hoc– el eneatipo, importa la relación de éste con los demás. Hay eneatipos que crecen cuando se dirigen hacia otros eneatipos y otros que decrecen. Por ejemplo, el 5 decrece en dirección al 7 y crece en el 8; el 8 decrece en el 2 y crece en el 5, etc.

Igualmente es importante la vecindad entre los eneatipos. Porque nos influyen. Ejemplo: un eneatipo 5 con ala 4 sería un alumno o compañero intelectual con sensibilidad artística y algo egocéntrico, pero un eneatipo 5 con ala 6 sería un alumno o un compañero investigador que desea colaborar y trabajar en equipo, limando su egocentrismo.

Todos estos aspectos los desarrollaremos poco a poco. Este artículo se limita a una breve introducción. Simplemente acabar hoy recapitulando que hay dos fases iniciales en la introducción al eneagrama:

  1. Interés en identificar nuestro eneatipo y el de las personas que nos rodean.
  2. Interés en ayudar a desarrollarse a las personas de nuestro entorno, a nuestros alumnos y a nuestros compañeros, a partir del conocimiento que hemos obtenido. Por ejemplo: sabiendo que un alumno es eneatipo 8 (retador, indómito), de nada nos sirve empeñarnos en que actúe como un eneatipo 2 (servicial, cálido), que es donde decrece su personalidad. Deberíamos concentrarnos en ayudarlo a hacerlo más observador, más innovador (eneatipo 5), que es donde crece su personalidad. Claro que para esto hay que saber dónde crece y decrece cada uno de los nueve eneatipos.

Os dejo un video de Claudio Naranjo donde explica cada eneatipo:

Anuncios

Un comentario el “Eneagrama para docentes

  1. Pingback: Mujeres | La educación de las hadas

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pipa es el tiesto de las flores de humo

Fumar tiene su poética. Jódanse.

El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

aula21\'s Blog

Just another WordPress.com weblog

juandon. Innovación y conocimiento

La búsqueda del conocimiento en una Sociedad de la Inteligencia

La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Los Irregulares de Mijas

Espacio sobre Proyectos Educativos

los historiadores

Blog de los alumnos de 4º de ESO del IES Villa de Mijas.

La educación de interés

Espacio sobre Proyectos Educativos

la educación interesante

Porque la educación es interesante

Patro

Espacio sobre Proyectos Educativos

La mariposa y el elefante

Espacio sobre Proyectos Educativos

Valorando la Educación

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.Maria Montessori

COEDUCA CONVIVENCIA

Espacio sobre Proyectos Educativos

Espacio sobre Proyectos Educativos

Huerto 2006 2016 .MIJAS (SPAIN)

Espacio sobre Proyectos Educativos

A %d blogueros les gusta esto: