La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Sumisión

Una recomendación de lectura, Sumisión de Michel Houellebecq (Anagrama). Muchos son los aciertos estéticos de este thriller, suerte de distopía más allá del pasatiempo satírico en clave de política ficción. Además la realidad la propicia tras los últimos asesinatos del llamado Estado Islámico en París.

París, capital de la modernidad, la capital de su siglo, el XIX, como escribió Walter Benjamin, el pensador que conjugara misticismo judío y materialismo histórico antes de suicidarse en Portbou (España) huyendo de París. En su caso, París con los nazis en los talones.

Michel Houellebecq (n. 1956)

Michel Houellebecq (n. 1956)

Basta ver los que lleva para saber que Houellebecq no se corta un pelo. Como buen escritor que es, se quiere libre, al margen del encasillamiento ideológico al uso. Houellebecq, que dice haberse leído el Corán, mantiene que los yihadistas son malos musulmanes. Que, después de leer el tocho, lo que queda es que el Islam es una religión de oración más que de agresión.

Pero la verdad, la búsqueda de la verdad, imanta enemigos poderosos. Y Houellebecq fue tachado, cuando publicó Sumisión, de islamófobo. La islamofobia, se defiende Houellebecq, no es un tipo de racismo: “Cuando me juzgaron por racismo y me absolvieron, hace una década, el fiscal comentó, correctamente, que la religión musulmana no es un atributo racial. Esto hoy en día se ha hecho aún más evidente. De forma que hemos extendido el reino del “racismo” inventándonos el delito de islamofobia.”

Ahora está en paradero desconocido, desencantado de la condición humana como es preceptivo. ¿Perseguido? Son muchos los que han puesto precio a su cabeza, fundamentalistas, los así llamados, fundamentalistas, cuyos fundamentos son los del Islam. Pero Houellebecq tampoco es querido por los fundamentalistas de lo políticamente correcto, los biempensantes, las bellas almas hegelianas, la derechona antisemita de Le Pen, la progresía apoltronada redentora de la humanidad y del bolsillo propio (no por ese orden).

Sumisión describe la alianza política entre esta cierta progresía, entre la socialdemocracia y el Islam moderado en Francia, todo en beneficio último del Islam sin adjetivos.

Houellebecq, enfant terrible. Miedo dan los adultos terribles, no tú, Houellebecq, enfant gâté.

Sumisión significa Islam. Pero no es la única sumisión a la que la verdad se enfrenta. Hay otras, más dulces, a pesar de las sufíes y el vapor imaginario de las piscinas harénicas.

sumision-michel-houellebecq-bi6-265101-MLU20285785382_042015-ONo vamos a enseñarles a nuestros estudiantes las imágenes del genocidio de los cristianos (autóctonos, con más siglos que las cruces occidentales) en Oriente Medio: los cuerpos de los niños mutilados, decapitados, abandonados en el desierto, padres degollados, crucificados, los homosexuales arrojados desde azoteas a la acera donde espera una turbamulta, etc etc.

Sufrimiento en vano el de estos cristianos a los que nadie quiere recordar, ni siquiera el Papa católico, tan jesuita, tan de todos, tan comprensivo con los islamitas que comprende que no se puede insultar a la fe del Islam sin recibir un mamporro…, que «ni la libertad de religión ni la libertad de expresión deben ser utilizadas para ofender a los demás». Ratzinger el emérito, quien lo diría, nostalgia de ti o envidia de tu retiro del mundanal ruido, solo con tu piano, tus libros y más de ocho décadas que recordar, tres por lo menos con Propaganda Fidei pero no ad maiorem Dei gloriam.

El jesuitismo, no descubrimos nada, hace del bien (y de su apariencia) una habilidad.

No, no vamos a hacer algo tan cruel con los estudiantes. No hay genocidio cristiano ni en África del Este ni en Oriente Medio. Hay el cadáver de un niño en una orilla más una legión de flashes y cámaras de periodistas que jamás enseñarán los cadáveres cristianos. Pero no seamos alarmistas, moderación y monserga, y que tengas suerte y no te toque el próximo.

Vamos a enseñar a los estudiantes que hay un Islam bueno y que hay un Islam (minoritario) malo. Que todos son hermanos entre sí, pero, lo dicho, unos buenos, otros malos. Unos moderados, otros exaltados. No importa que el concepto de Islam moderado jamás haya existido en la historia del Islam y que sea una mera proyección del concepto de cristianismo-no cumplidor-de-preceptos después de sobrevivir a los embates del racionalismo y del liberalismo.

Que no aprendan Historia. Que no aprendan que el Islam siempre (y siempre es siempre) utilizó la espada para expandirse. Que no aprendan que el cristianismo hizo igual uso de la espada para expandirse.

Pero el cristianismo tuvo que pasar hace varios siglos por la radiografía de la Ilustración tras las guerras de religión en Europa en el siglo XVII. Y vaya lo que se vio. Y vaya lo que costó aceptar el diagnóstico. Pero aquí estamos.

El Islam no. El Islam se presenta con los fantasmas del inconsciente colectivo medieval inserto en las pesadillas del capitalismo moderno. Con el Islam saltamos de la Edad Media a la Edad Contemporánea, de la cimitarra al twitter, sin pasar por la Edad Moderna, por los librepensadores, los philosophes, los freethinkers. Un solo libro, y los que nos juzguen a partir de ese único libro. Y punto.

Que no aprendan Historia los estudiantes. Que no se sepan la diferencia entre chiíes y sunníes en guerra civil religiosa durante más de un milenio (se dice pronto), que no sepan en qué consiste la autoritaria teología wahhabí de los saudíes, que no sepan que en Arabia Saudí no se puede practicar por ley otra religión que no sea la islámica, que no sepan que los estudios genéticos demuestran que la población palestina desciende en su mayoría de población judía y cristiana que se vio forzada a convertirse, que no aprendan que el petróleo árabe financia califatos y atentados, que sigamos sintiéndonos culpables ante unos países ya emancipados de las potencias coloniales de Occidente y cuyas élites tuvieron la suerte de que bajo el desierto aguardaba un (casi) inagotable tesoro negro. ¿Es Occidente el único que ha sostenido y derrocado dictadores? Igual han hecho y hacen Rusia, China, los países árabes y me temo que en Marte, si hubiere género humano. Eso sí, en Rusia, en China o en los países árabes domina un discurso oficial incontestable, sin acomodadas edades de la inocencia… lamentablemente.

Que aprendan que la sangre de los inocentes en las terrazas parisinas se lo ha buscado Occidente por ambicionar el petróleo de Oriente y bombardear casas de adobe, que es mejor comprender y dialogar con los asesinos. (Curiosamente muchos de los reclutas del llamado Estado Islámico se han criado con la leche de los supermercados occidentales y no bajo las bombas americanas en Oriente Medio). Y mientras aprenden y comprenden continuarán las lapidaciones a mujeres, la persecución de la homosexualidad, la propagación de un único Libro como ley y fundamento cultural, la guerra contra los heroicos kurdos, la integración ficticia en las sociedades democráticas occidentales bajo la protección del multiculturalismo, las manifestaciones (españolas) de cierta izquierda propalestina y antisemita sin el menor respeto histórico a la existencia de la Legión Árabe Libre (libre y nazi) creada por el Muftí de Palestina Amin al-Husseini durante la II Guerra Mundial… La guinda al pavo (un pavo enorme) la pone llamar nazis a los judíos, quienes deben ser muy pacientes, por lo que deduzco. Pacientes o históricamente escarmentados, curados de espanto.

Porque la peor sumisión no es ni siquiera la religiosa. La peor sumisión es la autocomplaciente, la de los necios contiguos, la que deviene de la falta de curiosidad cuando se tienen las cosas tan claras que el traslumbre ciega los ojos.

Claro que siempre nos quedará París. Tal vez.

Siempre nos quedará París. Tal vez.

Anuncios

2 comentarios el “Sumisión

  1. Elena
    noviembre 15, 2015

    http://www.elmundo.es/internacional/2014/12/25/549be628ca4741ea748b456c.html
    El Papa Francisco si ha condenado en multitud de ocasiones la persecución de los cristianos en Siria e Irak.

  2. claudioarturo
    noviembre 15, 2015

    Faltaría más que el Papa no condenara la persecución de cristianos. En el artículo no se dice que no la condene, sino que no lo quiere recordar. Vamos, que los tiene olvidados, al margen de las condenas públicas de rigor. Tal vez equivoqué el verbo y debí haber puesto que parece no saber ayudarlos. Porque de facto el exterminio cristiano ha aumentado desde hace unos años que son los mismos que él lleva de pontífice.

    El exterminio de los cristianos en Oriente Medio empezó mucho antes de las declaraciones de Bergoglio en 2014 o de las que hizo en febrero de este 2015 cuando mataron a los cristianos egipcios. En 2013 Francisco nada más llegar al Pontificado proclamaba que “en Oriente Medio los cristianos debían responder al mal con bien”:
    http://rkpress.com.ar/press/?p=3242

    Por lo visto no opinaba lo mismo, que había que responder al mal con bien, con respecto a las ofensas de Charlie Hebdo al Islam. En este caso según Bergoglio “si alguien insulta a mi madre le espera un puño (puñetazo)! Es normal”. A los cristianos en OMedio se les masacra, viola, descuartiza, crucifica y quema. Pero según Bergoglio tenían que responder con bien, sin puños.

    Vamos, que ha habido que darle un empujoncito al señor Bergoglio. Incluso desde Israel se ha recordado más el genocidio de los cristianos en Siria, Líbano e Irak que desde las jerarquías vaticanas.
    Desde el cristianismo ortodoxo se ha manifestado que Israel es el único estado de la región que protege a los cristianos:
    https://www.aciprensa.com/noticias/cada-cinco-minutos-muere-un-cristiano-en-oriente-medio-es-un-autentico-genocidio-50745/

    Mis reservas sobre Bergoglio nacieron cuando leí estas declaraciones del conocido poeta argentino Juan Gelman, padre de desaparecido:

    “Sí, tengo mis dudas (sobre Bergoglio). Y cuento una experiencia personal: hablé con él cuando buscaba a mi hijo y me dijo que no podía hacer nada. Pero ante la justicia declaró otra cosa, que había hecho gestiones sin éxito. No me consta si las hizo o no. Pero dejó a la intemperie a varios jesuitas cuando era provincial…”

    A buen entendedor…

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 15, 2015 por en BIBLIOTECA y etiquetada con , , .
La pipa es el tiesto de las flores de humo

Fumar tiene su poética. Jódanse.

El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

aula21\'s Blog

Just another WordPress.com weblog

juandon. Innovación y conocimiento

La búsqueda del conocimiento en una Sociedad de la Inteligencia

La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Los Irregulares de Mijas

Espacio sobre Proyectos Educativos

los historiadores

Blog de los alumnos de 4º de ESO del IES Villa de Mijas.

La educación de interés

Espacio sobre Proyectos Educativos

la educación interesante

Porque la educación es interesante

Patro

Espacio sobre Proyectos Educativos

La mariposa y el elefante

Espacio sobre Proyectos Educativos

Valorando la Educación

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.Maria Montessori

COEDUCA CONVIVENCIA

Espacio sobre Proyectos Educativos

Espacio sobre Proyectos Educativos

Huerto 2006 2016 .MIJAS (SPAIN)

Espacio sobre Proyectos Educativos

A %d blogueros les gusta esto: