La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

La humildad como valor (aprender a escribir con Borges)

Para el quinto libro de versos de Borges (Elogio de la sombra, 1969), el editor Carlos Frías pidió al consagrado escritor, con ya setenta años a cuestas, un prólogo en el que declarara su estética.

Borges escribió el prólogo, pero no como una declaración de estética. Más bien optó por una declaración de humildad y de astucias.

gente-n-373-borges-entrevista-kosice-margarita-gralia-13640-MLA126123569_1915-F

De humildad en tanto confesó que no era poseedor de una estética. Él, Borges, el único autor del siglo XX en lengua española que el prestigioso crítico judío neoyorquino Harold Bloom destacó en su polémico canon de los cien genios de la literatura universal. A pesar de esta confesión, es fácil reconocer un poema de Borges por su estética. Borges en dicho prólogo dijo que sólo había aprendido luego de una larga vida unas cuantas “astucias”, que aquí voy a enumerar para beneficio tanto de mayores o menores que deseen escribir:

  1. Eludir los sinónimos, que tienen la desventaja de sugerir diferencias imaginarias. Este consejo resulta apropiado para estos tiempos en que proliferan tantos textos literarios salpicados de sinónimos mediante los cuales los autores pretenden no repetirse. No importa repetir una palabra. Cervantes lo hace una y otra vez. Es mucho mejor que repetir una idea con sinónimos que desvirtúan la representación de los conceptos.
  2. Eludir hispanismos, argentinismos, arcaísmos y neologismos. Esto es, evitar un léxico marginal, lateral, que huya de lo universal. Este consejo resulta tan vigente como el anterior. Hay quien piensa que el virtuosismo creativo se adquiere meramente con nuevas palabras. Con palabras viejas, con las palabras de siempre se escribe bien siempre que las ideas, que el pensamiento sea actual o tenga que ver con una realidad no perenne.
  3. Preferir las palabras habituales a las palabras asombrosas. Es un consejo que no me canso de reiterar a los alumnos: escribir bien no es escribir “raro”; escribir bien es escribir con las palabras de las que uno dispone, según el nivel léxico y cultural de cada cual, expresándose con claridad. Borges piensa que es un vicio de juventud.
  4. Intercalar en un relato rasgos circunstanciales, exigidos ahora por el lector. En la Antigüedad o en la Edad Media el lector no necesitaba de este “pathos”, de este sentimiento moderno de expresar las circunstancias que rodean al escritor. La escritura se elevaba sobre la rutina de los días. El pathos contemporáneo ha incorporado la expresión y el análisis de esta rutina de los trabajos y los días.
  5. Simular pequeñas incertidumbres, ya que si la realidad es precisa la memoria no lo es. En efecto, escribimos desde nuestra mente imprecisa y debemos ser conscientes de tal imprecisión. Con humildad, por descontado.
  6. Narrar los hechos como si no los entendiera del todo. Esta “astucia” ayuda a dar un aire de verosimilitud a la voz narrativa, pues no todo puede ser entendido. Particularmente considero que Edgar Allan Poe es un maestro en esta “astucia” y que la lectura de sus tres relatos policíacos son un manantial de enseñanzas para aprender a escribir manteniendo la atención del lector sugiriendo sin precisar.
  7. Recordar que las normas anteriores no son obligaciones y el tiempo se encargará de abolirlas. Obvio, la escritura es una constante histórica en movimiento, en circulación, sujeta a cambios de paradigma en función del sujeto histórico al que se dirige. Es una de las “astucias” borgianas que más destaco por cuanto abre vías a la creatividad que mejore las astucias anteriores.

Finalmente yo añadiría una octava “astucia” que no cita explícitamente Borges pero que recorre el prólogo donde explica las siete susodichas. Sería la “astucia” de la humildad citada. No enseñemos a escribir a los alumnos haciéndoles creer que deben escribir un texto “bueno”, “especial”, “distinto”. La voz propia aparece desde la simpleza y la humildad. Simpleza no como banalidad o prosaísmo elemental. Simpleza como reconocimiento y aceptación de que una palabra, ese pequeño conjunto de letras o una única letra, sólo tiene valor en un conjunto mayor (una frase, un párrafo) en tanto esté emparentada con la conciencia de que nos inviste y viste el pensamiento que pretendemos comunicar. Simpleza significa la conciencia de que es estúpido bajar la basura vestidos de lentejuelas o vestidos con un frac, tanto como ir a la playa en verano con abrigo o casarse en bermudas en una catedral. Saber llevar ropa cómoda, las bermudas o el traje cuando corresponda es escribir con una estética apropiada.

Una década después de estas “astucias”, ya octogenario, Borges se respondía: “¿Qué es la humildad? En mi caso, una forma de lucidez”.

8d7312844e06707d0b8e862e0bfbce14La ausencia de humildad en el escritor indicia el humo de unas palabras tan vanas como efímeras por encima de los coyunturales éxitos o fracasos mundanos. Vanitas vanitatum, como reza en el Eclesiastés. Si algo podemos enseñar a los alumnos sobre la escritura es el valor de ésta para descifrar nuestras impotencias y las ajenas, para descifrar la realidad que les rodea y de la que forman parte. De la que también son responsables. Es el lugar donde los provisionales cuerpos que portan nuestros pensamientos e ideas encuentran el amparo de la humildad de sabernos finitos e ínfimos, tanto como para despojarnos de la vanidad que estropea la mejor de las frases.

Finalmente les dejo con un fragmento de video donde Borges habla de estas astucias y otro, ya con la entrevista completa, donde habla de la humildad, el amor, la amistad, la literatura en el mítico programa de RTVE “A fondo” con el también desaparecido Joaquín Soler Serrano, un tipo de periodista -culto, inteligente, independiente- de los que lamentablemente escasean en España.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pipa es el tiesto de las flores de humo

Fumar tiene su poética. Jódanse.

El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

aula21\'s Blog

Just another WordPress.com weblog

juandon. Innovación y conocimiento

La búsqueda del conocimiento en una Sociedad de la Inteligencia

La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Los Irregulares de Mijas

Espacio sobre Proyectos Educativos

los historiadores

Blog de los alumnos de 4º de ESO del IES Villa de Mijas.

La educación de interés

Espacio sobre Proyectos Educativos

la educación interesante

Porque la educación es interesante

Patro

Espacio sobre Proyectos Educativos

La mariposa y el elefante

Espacio sobre Proyectos Educativos

Valorando la Educación

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.Maria Montessori

COEDUCA CONVIVENCIA

Espacio sobre Proyectos Educativos

Espacio sobre Proyectos Educativos

Huerto 2006 2016 .MIJAS (SPAIN)

Espacio sobre Proyectos Educativos

A %d blogueros les gusta esto: