La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Los diez mandamientos de Bertrand Russell

Comienza el nuevo curso. Saludamos a los nuevos compañeros y “a la afición en general”: tal decía Jaime Gil de Biedma. Aquí estamos de nuevo, lo diremos también en inglés, en solidaridad con la olímpica alcaldesa, Here we go again: tal cantaban Ray Charles y Norah Jones.

En efecto, aquí estamos de nuevo desde el FEIE (vaya en recuerdo del poema de Dámaso Alonso sobre la invasión de las siglas), desde el departamento de Formación, Evaluación e Innovación Educativa, intentando con este blog hacer pública de verdad nuestra enseñanza, nuestra formación, nuestro centro. En realidad, toda enseñanza en el fondo es o debería ser pública, porque la educación redunda en el interés de todos, la financie quien la financie. Por otra parte, ninguna educación conozco gratuita, ni siquiera la llamada pública, esa que pagamos con nuestros impuestos y de la que muchos vivimos. Así pues, el blog expande el centro y su labor. Lo hace realmente público. El blog permite que puedan participar todos, lejos de la actitud pasiva de ir a un curso y recibir sin más unos conocimientos sin concreción real con el contexto del centro del que se procede. El blog proporciona materiales igualmente para trabajar con el alumnado en clase. El blog, en definitiva, trata de la educación del presente y del pasado en aras de mejorar la educación del futuro. Hoy vamos a abrir el curso con un insigne profesor del legendario Trinity College de Cambridge, con Bertrand Arthur Russell.

Bertrand Russell  «Uno de los defectos de la educación superior moderna es que hace demasiado énfasis en el aprendizaje de ciertas especialidades, y demasiado poco en un ensanchamiento de la mente y el corazón por medio de un análisis imparcial del mundo».

Bertrand Russell
«Uno de los defectos de la educación superior moderna es que hace demasiado énfasis en el aprendizaje de ciertas especialidades, y demasiado poco en un ensanchamiento de la mente y el corazón por medio de un análisis imparcial del mundo».

El galés Bertrand Arthur Russell (1872-1970) , como sabéis, fue uno de los fundadores de la filosofía analítica, A más de matemático, lógico, pacifista, luchador por los derechos sociales y por la democracia en consonancia con su interés por la ética, así como por el voto femenino, el derecho al divorcio, la educación sexual y los métodos anticonceptivos. Actividades que, en suma, condujeron a que le concedieran el Premio Nobel de Literatura en 1950 “en reconocimiento de sus variados y significativos escritos en los que defiende ideales humanitarios y la libertad de pensamiento”.

Pero Bertrand Russell fue también un reputado filósofo de la educación. Le interesaba el ser humano a partir de su, diríamos, improbable pero posible capacidad para ser mejor. Así que se interesó por la educación; con esas miras no podía ser menos el interés.

En su Educación y disciplina (1926) nos dirá:

russelleduyordensocial“Toda teoría pedagógica seria debe estar constituída por dos partes: un concepto de los fines de la vida y una ciencia de la dinámica psicológica; esto es, de las leyes que rigen los cambios mentales. Dos personas que disientan en cuanto a los fines de la vida no pueden esperar llegar a un acuerdo en cuanto a la educación”.

Cuando disentimos sobre educación, disentimos, pues, sobre los fines de la vida.

La formación del profesorado puede ayudarnos a esa ciencia de la dinámica psicológica de la que hablaba Russell. Es obvio que cuanto más llevéis en la mochila de instrumental psicológico, analítico, mejor podréis afrontar las sendas educativas con sus riscos incluidos. Pero igual de obvio es que la formación no consigue alterar muchas veces el concepto de los fines de la vida de los educadores.

En román paladino, los profesores del franquismo o del fascio italiano, ¿eran franquistas o fascistas por su mala formación? Fuera su formación más o menos buena o mala, lo cierto es que no eran franquistas o fascistas por su mala formación, sino por otras razones, relacionadas con ese concepto de la vida del que hablaba Russell. Lo mismo, por supuesto, podemos decir para los profesores adscritos al estalinismo en su día, o para los profesores adscritos al nacionalismo en nuestros días (tanto para el nacionalismo periférico como para el nacionalismo centralista).

Por tanto, la educación debería estar por encima de estos considerandos ideológicos, de estos prejuicios. Pero ¿es posible? O incluso ¿es deseable? Yo diría que un profesor conservador, progresista, posfranquista, radical de izquierdas, etc etc, lo que quieran, tiene derecho a serlo también cuando es profesor. No se puede dar a un botón y despolitizarse en aras de una educación aséptica. La asepsia es imposible en educación incluso si impartimos materias hipotéticamente más proclives para la asepsia como las matemáticas. Lo importante sería que, ya que la asepsia además de no deseable es imposible, es posibilitar al alumnado que pueda darse cuenta por sí mismo de que los conceptos de los fines de la vida que el profesorado inculca son eso, “los conceptos de la vida que ese profesor concreto inculca”, no unos conceptos universales. La trampa la hacemos cuando trasladamos a los alumnos que nuestra concepción de la vida es única.

Uno ya lleva un año escribiendo en este cuaderno de bitácora de Formación. Así que mis ideas sobre la política son conocidas. Pienso que los políticos se dividen entre canallas e idiotas, tal pensara el psicoanalista Jacques Lacan.

Jacques Lacan, primero de pie a la izquierda, junto a Picasso, Albert Camus, Sartre, etc

Jacques Lacan,
primero de pie a la izquierda, junto a Picasso, Albert Camus, Sartre, etc

Canallas los de derechas cuando ejercen de derechas, idiotas los de izquierdas cuando ejercen de izquierdas. El lío se monta cuando los de derechas hacen de idiotas y los de izquierdas hacen de canallas: ambas transformaciones salpican la Historia contemporánea.

Creo que la educación debe servir para que el alumno se dé cuenta por sí mismo de que en este mundo mandan a veces los canallas y otras los idiotas, y que ellos mismos como gobernados o como gobernantes (si tienen suerte y consiguen el “pelotazo” personal) pueden oscilar entre la canallada y la idiotez. La educación como más allá de “forma de dominación”, para decirlo con las palabras literales de Russell.

“Tengo recelo del Gobierno y desconfío de los políticos; pero como es preciso tener un gobierno prefiero que sea democrático”. Russell dixit.

No sólo yo me hago preguntas, claro. Russell hizo una pregunta clave: “¿Qué saben de educación los funcionarios del Ministerio de Educación?”.

Ya lo saben, quiéranse, también cuando se formulen preguntas del calibre de la anterior de nuestro querido Bertrand Arthur Russell.

John Lennon (1940-1980)

John Lennon (1940-1980)
“Si todos se parecieran un poco a John Lennon este seria un mundo mejor”
(Yoko sobre John)

El mismo Russell que, atentos, nos advirtió incluso de quienes viven unas vidas miserables creyendo que son felices “porque el gobierno les dice que así es”. Para que las personas sean conscientes de que llevan más bien una vida de ganado o de hormiguitas (en el mejor de los casos), indudablemente la educación es el instrumento. Como cantaba John Lennon en Working Class Hero:

Keep you doped with religion and sex and TV
And you think you’re so clever and classless and free
But you’re still fucking peasant as far as I can see

Según la Torah (el Pentauteco del Antiguo Testamento), Dios nos dio 613 mandamientos (mitzvot). Los cristianos los podaron en 10 (y aun así, parece que cuesta cumplirlos). Russell, que era ateo confeso, para no ser menos también nos dejó 10 mandamientos, todos ellos interesantes para cualquier docente.

Dignos de ser enmarcados, ahí van los pequeños mitzvot de Bertrand Russell, cuyo ingenio, ironía y rigor intelectual siguen perdurando:

1. No estés absolutamente seguro de nada.

2. No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.

3. Nunca intentes oponerte al raciocino, pues seguramente lo conseguirás.

4. Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu esposo o de tus hijos, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.

5. No respetes la autoridad de los demás, pues siempre se encuentran autoridades enfrentadas.

B. Russell: "¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?".

B. Russell: “¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?”.

6. No utilices la fuerza para suprimir las ideas que crees perniciosas, pues si lo haces, ellas te suprimirán a ti.

7. No temas ser extravagante en tus ideas, pues todas la ideas ahora aceptadas fueron en su día extravagantes.

8. Disfruta más con la discrepancia inteligente que con la conformidad pasiva, pues si valoras la inteligencia como debieras, aquélla significa un acuerdo más profundo que ésta.

9. Muéstrate escrupuloso en la verdad, aunque la verdad sea incómoda, pues más incómoda es cuando tratas de ocultarla.

10. No sientas envidia de la felicidad de los que viven en el paraíso de los necios, pues sólo un necio pensará que eso es la felicidad.

Por último, recordar unos fragmentos de Elogio de la ociosidad (In Praise of Idleness) de Bertrand Russell:

“Como casi toda mi generación, fui educado en el espíritu del refrán La ociosidad es la madre de todos los vicios. Niño profundamente virtuoso, creí todo cuanto me dijeron, y adquirí una conciencia que me ha hecho trabajar intensamente hasta el momento actual. Pero, aunque mi conciencia haya controlado mis actos, mis opiniones han experimentado una revolución. Creo que se ha trabajado demasiado en el mundo, que la creencia de que el trabajo es una virtud ha causado enormes daños y que lo que hay que predicar en los países industriales modernos es algo completamente distinto de lo que siempre se ha predicado (…) Quiero decir, con toda seriedad, que la fe en las virtudes del trabajo está haciendo mucho daño en el mundo moderno y que el camino hacia la felicidad y la prosperidad pasa por una reducción organizada de aquél.”

niñosSorprendente, ¿verdad? La lucidez de Russell, claro. La maldad nunca lo fue, ésta es siempre lo presumible. Lo curioso es que para pensar como Russell ha tenido que transcurrir una vida poco ociosa y, a la inversa, para pensar que los demás son los ociosos hay que tener bastante tiempo libre.

Algunas obras de Russell sobre educación (hay traducciones al español de todas ellas):

  • 1925. What I Believe. London: Kegan Paul, Trench, Trubner.
  • 1926. On Education, Especially in Early Childhood. London: George Allen & Unwin.
  • 1932. Education and the Social Order. London: George Allen & Unwin.
  • 1935. In Praise of Idleness. London: George Allen & Unwin.
Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pipa es el tiesto de las flores de humo

Fumar tiene su poética. Jódanse.

El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

aula21\'s Blog

Just another WordPress.com weblog

juandon. Innovación y conocimiento

La búsqueda del conocimiento en una Sociedad de la Inteligencia

La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Los Irregulares de Mijas

Espacio sobre Proyectos Educativos

los historiadores

Blog de los alumnos de 4º de ESO del IES Villa de Mijas.

La educación de interés

Espacio sobre Proyectos Educativos

la educación interesante

Porque la educación es interesante

Patro

Espacio sobre Proyectos Educativos

La mariposa y el elefante

Espacio sobre Proyectos Educativos

Valorando la Educación

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.Maria Montessori

COEDUCA CONVIVENCIA

Espacio sobre Proyectos Educativos

Espacio sobre Proyectos Educativos

Huerto 2006 2016 .MIJAS (SPAIN)

Espacio sobre Proyectos Educativos

A %d blogueros les gusta esto: