La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Teresa, Wordsworth y la infancia rediviva del letraherido, a unas pocas millas de Mijas

Hoy nos vamos, carretera y mente, escritura y manta. Ale hop! Y ya estamos en tierras que me son siempre afectas. Nos vamos a predios celtas, a Gales, a los alrededores de la abadía Tintern.

Líneas compuestas a unas millas de Tintern Abbey (Lines Composed a Few Miles Above Tintern Abbey, 1798) es un monólogo en verso blanco de  William Wordworth, un poema de ecos tan sutiles como incisivos, donde el poeta nos cuenta su visita a los alrededores de la abadía de Tintern cinco años después de que lo hiciera en 1792.

Tintern Abbey, en el sur de Gales

Tintern Abbey, en el sur de Gales

Cinco años han pasado, y cinco veranos, con la longitud
de cinco inviernos largos! y vuelvo a escuchar
estas aguas, rodando por sus manantiales de montaña
con un suave murmullo interior.

… un movimiento y un espíritu, que impulsa 

todas las cosas pensantes, todos los objetos de todo pensamiento,
y rollos a través de todas las cosas.

Una de nuestras compañeras, Teresa Delgado, del Departamento de Inglés, este verano posó sus pies en la mismísima Tintern Abbey. “Es uno de mis poemas favoritos, me diluye en el tiempo, me emocionó estar en la abadía”, nos dice.

El poeta, Wordsworth, paseó por la zona unos 220 años antes de que lo hiciera Teresa. Trasladémonos allí con él.

William Wordsworth en 1798, año de la publicación de Líneas compuestas a unas millas de Tintern Abby

William Wordsworth en 1798, año de la publicación de “Líneas compuestas a unas millas de Tintern Abbey”

Pasea el estirado inglés junto a su hermana. Oye el murmullo del río, se acerca a los escarpados acantilados, ve torbellinos de humo sobre las chimeneas, recuerda con nostalgia las casas de campo y los bosques que viera cinco años atrás.

Piensa con satisfacción en el recuerdo futuro del justo momento en que ahora camina a unas millas de Tintern Abbey recordando a su vez otro momento en que caminaba también a unas millas de Tintern Abbey.

Se congratula de la presencia junto a él de su hermana Dorothy. Agradece a la naturaleza que lo aloje en su verdadero ser y aparte las imposturas del ser moral.

La naturaleza nunca traicionó al corazón que la amó.

Se congratula de la presencia junto a él de su hermana Dorothy. De gozo en gozo, el poeta se fija en el brillo de la luna sobre su hermana, en cómo el viento sopla contra ella. Le afirma que si en el futuro ella enferma, este recuerdo, este momento que ahora viven a unas millas de Tintern Abbey, ayudará a sanarla.  O que si él ya está muerto en ese momento futuro, ella podrá al menos recordar el amor con que su hermano adoraba la naturaleza en el instante en que está pensando esto.

Dorothy, la hermana del poeta

Dorothy, la hermana del poeta

Todo un sutil artificio de etéreas muñecas rusas con la memoria y el instante en los bolsillos de la mente.

Lines Composed a Few Miles Above Tintern Abbey fue la primera gran declaración del joven Wordsworth del gran tema posterior de toda su obra: que el recuerdo de pura comunión con la naturaleza en la infancia actúa sobre la mente, incluso en la edad adulta, cuando el acceso a la comunión pura se ha perdido.

La Abadía no está descrita, ni siquiera citada más allá de su localizante referencia. Sólo está en el título.

AbadiaJMW Turner Tintern w front BM

Tintern Abbey, pintada por Turner

Sí, pero está en el poema entero de modo tan elíptico como evanescente. Esa abadía galesa en ruinas pero aún espiritualmente elevada representa la eternidad de la memoria de la infancia. Por sus vanos sin cristaleras entra la luz de la memoria. No somos el niño que fuimos. Somos la aparición instantánea, siempre en este instante que se acaba de desvanecer en cuanto lo has leído, de la memoria del niño que fuimos.

Los docentes tratamos con el tiempo.  Tenemos que moldear, en nuestras posibilidades, el futuro del alumno.  Somos responsables tanto de muchos de sus recuerdos futuros como de su capacidad para interpretar esos recuerdos. Wordsworth nos habla de la inmortalidad de los recuerdos de infancia en su obra:

… esos recuerdos imprecisos

que, fuesen lo que fuesen,

no han dejado de ser la fuente de luz de nuestros días,

la luz maestra de cuanto alcanzamos a ver;

que nos sostiene y acoge, y tiene poder suficiente para

convertir nuestros ruidosos años en instantes del ser

del silencio eterno; verdades que despiertan

para no morir nunca;

¡que ni la apatía, ni los esfuerzos excesivos,

ni el hombre ni el muchacho,

ni todo cuánto está enemistado con la alegría

puedan suprimirlo ni destruirlo por completo!

(Wordsworth, Oda: insinuaciones de inmortalidad de temprana infancia, 1802-1804).

Amén.

Y amen, quiéranse, también en la memoria a unas pocas millas de Mijas.

Los profesores gozamos de un privilegio, compartido con otras profesiones pero inusual para la mayoría de ellas. Los profesores somos personas cultas, sujetos modelados por la cultura. Letraheridos, como podríamos traducir la hermosa palabra medieval catalana a la que Manuel Vázquez Montalbán recurría en ocasiones para sí mismo y para su alter ego, el personaje de Pepe Carvalho. El detective gallego quemaba libros en la chimenea de su casa en Vallvidrera, sentía que la cultura le había hecho más sensible y, por tanto, más débil. Pero en la realidad, Manuel Vázquez Montalbán nunca quemó un libro. Una vez en un programa de la televisión francesa le dispusieron sin saberlo él la quema de un libro en directo, uno de Fraga, y MVM contó que él nunca había quemado un libro. No obstante, los libros deben arder siempre, arder como los hace arder Carvalho, arder dentro de nosotros. Un libro que no arde no existe, es sólo un objeto.

Manuel Vázquez Montalbán (1939-2003)

Manuel Vázquez Montalbán (1939-2003)

Según la Enciclopedia Catalana, lletraferit es “amant de conrear les lletres” (amante de cultivar las letras).

Pues eso, los profesores somos o debiéramos ser en el mejor de los casos, letraheridos. Se habla en exceso de que los profesores españoles necesitamos una mayor formación. En contraste, desde esas mismas instancias se nos va convirtiendo en autómatas anestesiados, en burócratas que van y vienen de su trabajo desvinculados de la piedra filosofal de su profesión: la herida viva de la cultura. Tenemos la suerte de que en un claustro encontramos personas con conocimientos de distinta procedencia, laya y condición. Nos formamos también a través de nuestros compañeros y esa formación también revierte sobre el alumno. Y esa formación es nuestra responsabilidad y nuestro máximo valor, nuestro mayor equipaje en el viaje de la educación. No depende de ninguna administración, ni se consigue con cursos ni con remozados nominativos de metodologías. Ni siquiera a través de leyes. Depende de nosotros y ese es nuestro gran valor, ese que ha estado presente en todas las épocas de la humanidad, ese que sobrevive eterno como la luz entre las ruinas, sobre los vanos de Tintern Abbey. El saber nunca se sedimenta en compartimentos estancos, el saber discurre a través de vasos comunicantes, los de las venas letraheridas.

Anuncios

Un comentario el “Teresa, Wordsworth y la infancia rediviva del letraherido, a unas pocas millas de Mijas

  1. Pingback: William Wordsworth (1770-1850) | Aminta Literaria

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La pipa es el tiesto de las flores de humo

Fumar tiene su poética. Jódanse.

El Cuenco de Baubo

Espacio del ÚTERO, la casa de todos.

aula21\'s Blog

Just another WordPress.com weblog

juandon. Innovación y conocimiento

La búsqueda del conocimiento en una Sociedad de la Inteligencia

La educación de las hadas

Espacio sobre Proyectos Educativos

Los Irregulares de Mijas

Espacio sobre Proyectos Educativos

los historiadores

Blog de los alumnos de 4º de ESO del IES Villa de Mijas.

La educación de interés

Espacio sobre Proyectos Educativos

la educación interesante

Porque la educación es interesante

Patro

Espacio sobre Proyectos Educativos

La mariposa y el elefante

Espacio sobre Proyectos Educativos

Valorando la Educación

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.Maria Montessori

COEDUCA CONVIVENCIA

Espacio sobre Proyectos Educativos

Espacio sobre Proyectos Educativos

Huerto 2006 2016 .MIJAS (SPAIN)

Espacio sobre Proyectos Educativos

A %d blogueros les gusta esto: